22 feb. 2012

Y duele...

Miles de miradas indiscretas a tu alrededor. Secretos constantes de gente ignorante. Voces en tu cabeza que no se callan. Decisiones erróneas, malos momentos con personas crueles. Sentimientos de odio hacia ellos y hacia ti. Y no te esfuerces demasiado porque nada va a cambiar, o eso es lo que pensaste. ¿Por qué te haces tanto daño? Te duele y lo sé, en el fondo te quemas por dentro. Y los demás también sufren contigo, los que te aman. Sé como se siente, muchos pasamos por eso. Piensas que caíste en un gran hueco negro donde gritas y nadie te escucha, del que no puedes salir, y sigues cayendo y cayendo, solo esperas el impacto contra el suelo. Tal vez para ese entonces sea demasiado tarde. Crees que nadie te entiende y que todo es una mierda, y te preguntas por qué estas viviendo si sufres tanto. Se también que pensaste en acabar con tu vida, pero esa salida es solo para débiles y cobardes. La vida es una lucha constante, y sí, sangrarás y sudarás, llorarás y gritarás, pero también sonreirás y te divertirás. Hay tantas experiencias que no has descubierto. Te duele el corazón, tus manos se ven cansadas de rasguñar una salida, pero no la encuentras. A lo mejor piensas que no tienes futuro, pero si lo tienes. Millones de posibilidades y destinos son tuyos, no los mejores algunos, pero siempre tuyos. Y tienes elección, nada está escrito. Tu eres el dueño de tu destino, nadie más. Así que piénsalo dos veces antes de tomar alguna decisión drástica, porque no hay marcha atrás. Y nada, pero nada está perdido. Siempre hay alguien que te ayudará, aunque tu no lo dejes o no lo quieras ver.

2 comentarios:

  1. me parece una gran entrada, pasate por mi blog , & dime si te gusta;) http://elamordeflower.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Deja tu huella...