10 nov. 2011

Recorre la vida

Hoy me levanté y corrí. Corrí. Corrí. Sentía como el calor de los músculos en movimiento llenaba mi cuerpo. Corría rápido pese a que no estaba apurada. El aire fresco en mi cara me llenaba de placer. Era como volar, como nadar en nubes de algodón. No me cansaba, seguía corriendo. Tropezé y me levanté. Corría, el paisaje iba variando, algunos más bonitos que otros. Tropezé, rodé y caí. Me lastimé mucho, emasiado. Mis rodillas sangran y mi corazón tambien. Entonces TÚ me tiendes la mano. Me levanto con dificultad, pero me levanto a tu lado. Corres a mi lado.
Me canso y me alientas. Te cansas y te aliento. Caemos a la misma vez. Creemos que nunca jamás en la vida nos podremos volver a levantar. No seguiríamos corriendo. Entonces pones tus manos en mis hombros y me animas. Sonrío porque estar contigo en cualquier sitio es símbolo de felicidad para mí. Me convences de que puedo lograr ponerme en pie, que PODEMOS. Nos levantamos lentamente, caer fue mucho más sencillo y rápido, pero del suelo es más difícil retomar carrera. Estamos de pie otra vez. Comenzamos a trotar, luego volvemos a correr. Te sonrío. Me sonríes. Que suerte tengo de tener a alguien como TÚ. Alguien que me levantará desde el pozo más hondo de la Tierra. Te elevaría desde el pozo más profundo de la Tierra. Pero no podría ni poner los pies en el suelo si no fuera porque es la única forma de ver tu cara. TE AMO


By:Juli

1 comentario:

  1. Sin duda, la dos palabras más bonitas que existen :)
    Me declaro adicta del T E A M O! ^^
    Muy linda, señorita! ;)
    (K)

    ResponderEliminar

Deja tu huella...